Habanos

Hoy toca… Juán López Selección No.1 (7,5/10)

Nos presentamos de nuevo ante ustedes, damas y caballeros, con ésta nuestra segunda mención a una casa de Habanos que, si bien no se caracteriza por su amplio vitolario, lleva entre nosotros unos cuantos lustros, pues su fundación se remonta a la década de 1870, y de esto hace más de 150 años.

Algunos tendrían a bien definir esa época como tiempos más nobles, pero quizás igual de convulsos que los que vivimos, cabe recordar que Cuba era aún parte de los territorios de la Corona Española, o de la República, según el año del que hablemos, tiempos cambiantes como decíamos.

Y es en aquellas circunstancias que un español, del mismo nombre, decide fundar esta casa tabaquera, que ahora mismo solamente nos ofrece dos vitolas regulares, este Selección No.1 que aquí les presentaremos y el Selección No.2, que ya reseñamos con anterioridad. Se incorporó recientemente a estas dos vitolas regulares una edición especial Casa del Habano, Selección Especial, para completar la oferta de la casa.

Y antes de que ustedes se planteen si el tono formal de esta reseña, poco habitual en un servidor, se debe a que pueda haber sido poseído por algún tipo de malvado ser, les indicaré que responde a un desafío originado durante la cata del tabaco, y que, como buen caballero, no pude ignorar y aquí satisfago.

Pero dejémonos de explicaciones, probablemente innecesarias, y vayamos a lo que han venido ustedes aquí, a ofrecerles nuestra opinión sincera sobre el tabaco reseñado.

A este respecto debo indicar que al sostener el tabaco en la mano, el aspecto es muy bueno, presenta una capa colorado claro, sin muchas venas, y con algún bache, muy aceitosa y brillante, bonita ¿por qué negarlo?

Los aromas en frio son frescos y habaneros, alguno de los ilustres caballeros que asisten a nuestra habitual reunión comentan que notan aromas a piña y melocotón, que debo reconocer me cuesta encontrar, y que unidos a las sonrisas que se dibujan en las caras de mis acompañantes, me hacen dudar de las más que probables intenciones jocosas de dichos comentarios, que amenazo con incluir puntualmente en la reseña, y cumplo.

La nota discordante, antes de iniciar la fumada, nos la encontramos en el prensado del tabaco, que se antoja bastante irregular entre los presentes, algunos tabacos son más «blandos» de lo que deberían y algunos más «duros», que además se confirmarán con algunos problemas de tiro conforme avance la fumada.

Una vez examinado el tabaco «en frio», y dispuestos los correspondientes maridajes y preparativos, iniciamos el ritual de corte y encendido, o encendido y corte según la preferencia del fumador, y notamos unas primeras caladas dulces, florales, con ligeras notas picantes y toques de cedro.

Avanzamos la fumada con un primer tercio en el que se mantienen esas notas dulces y amaderadas, con algunos toques picantes, de pimienta blanca, y ligero gusto a frutos secos.

Conforme nos adentramos en el tabaco, se va revelando una ceniza gris, con mucho rodal, que se mantiene de forma aceptable en la mayoría de los tabacos, y un humo muy ligero y blanco en la mayoría de los presentes, pero que en algunos casos si es abundante.

Plenamente metidos ya en faena, encontramos un segundo tercio en el que aumentan los frutos secos, avellana, y se mantienen los dulces florales, con sabores muy suaves en general. Y nuevamente encontramos alguna discrepancia en sabores, con cítricos, naranja amarga, que no todos los presentes somos capaces de intuir.

Como pueden ver, y ya indicábamos antes, nos encontramos en esta ocasión con notas y fumadas irregulares, y algunos problemas de tiro, que lamentablemente y para incrementar nuestra decepción, no nos sorprenden demasiado, pero dado que no podemos mejorar esto, nos centramos en disfrutar que es a lo que hemos venido.

El último acto de este tabaco lo marcan los frutos secos, los sabores dulces del inicio se han perdido definitivamente y se tornan amargos, sí que notamos aquí algunas notas cítricas de forma más generalizada, y en algunos casos, ese último regusto amargo tan típico de este origen.

Nos resta nada más comentar los acompañamientos elegidos, y en este caso un ron o un brandy pueden ser una buena opción, o si no quisiéramos elegir un destilado, un vino generoso o un sencillo café, pueden ser grandes compañeros.

Nos hemos encontrado hoy, con un tabaco en general cremoso, de sabores suaves y agradables, fácil de fumar, y que, si todo va bien, nos ofrecerá un rato entretenido, nosotros lo hemos disfrutado, ahora les toca decidir a ustedes.


Características:

  • Vitola: Petit Corona (5-5/8×46)
  • Origen: Cuba
  • Precio: 12,75 euros
  • Tiempo de fumada: 45-60 minutos
  • Capa: Habana
  • Capote: Habano
  • Tripa: Habana

Valoración del club:

  • Tiro: 7,5/10
  • Prensado: 7,5/10
  • Sabor primer tercio: 7/10
  • Sabor segundo tercio: 7,5/10
  • Sabor tercer tercio: 7,5/10
  • Ceniza: 8/10
  • Humo: 7,5/10

Opinión general: 7,5/10


Para conocer más sobre JUÁN LÓPEZ y sus tabacos os remitimos a las reseñas:

0 comments on “Hoy toca… Juán López Selección No.1 (7,5/10)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: